miércoles, 11 de febrero de 2015

Los cazafantasmas

 Peter Venkman se encontró a Ray en uno de sus exámenes. Ray le dijo que había un fantasma en la biblioteca. Al intentar cazarlo les pegó un susto a Peter, Ray y Egon. Les echaron de la universidad y se quedaron decepcionados. Compraron una casa que hicieron de ella su lugar de trabajo. Se hicieron cazafantasmas "profesionales". Una chica vio el submundo en su nevera con sus propios ojos. Los cazafantasmas cazaron un fantasma verde al que llamaron Moquete. Cazaron miles y miles de fantasmas hasta que llamó la chica y les contó lo del submundo en su nevera. Venkman fue a la casa de la chica para rastrear los fantasmas y no encontró nada, ni sustancia mocosa ni nada.
En la casa, Venkman puso una vacante y vino un hombre llamado Splenger y le dejó llevar la trampa (con un fantasma dentro). La chica volvió a su casa porque ella salió corriendo al ver los fantasmas, fue a la nevera y el fantasma la había poseído. Se convirtió en la guardiana de la puerta. Y al vecino, en la llave maestra. Los cazafantasmas al enterarse fueron corriendo en el Ecto-1. La chica, como vivía en el piso número 60 y subieron por las escaleras fue un drama... Cuando llegaron  se encontraron un fantasma (con piernas) que les dijo que en lo que pensaran se convertiría el jefe fantasma y Ray pensó en un muñeco parecido al Michelín. Les costó atraparlo tanto como llevar una vaca en brazos, pero lo consiguieron.

2 comentarios: